• Síguenos en

  • Logo Produccion

    Capítulo 32 - Parte 2 - Poncio Pilatos recibe en sus manos el corbán | Jesús

    2019-10-23 11:26:28 | Redactado por: canalrcn.com

    Luego de derrotar a los judíos en la terrible masacre, los soldados le entregan a Poncio Pilatos el corbán.

    Deborah resulta herida en la masacre y es llevada por su expareja Santiago a la casa de sus padres. Barrabás al igual que ella, también es otro de los afectados por la fatal decisión de Poncio Pilatos en nombre de los romanos.

    Por su parte, Poncio Pilatos felicita a su ejército por el trabajo realizado de atacar a los judíos y recibe el corbán esperando que ellos entiendan las consecuencias de desobedecer al gobierno.

    Mientras tanto, Longino le dice a Antipas que encontró a su sobrina y espera que él cumpla su palabra de entregarle a Salomé para contraer matrimonio.

    Jesús se encuentra con los discípulos y estos le dicen que los fariseos estaban furiosos con sus palabras. Él les recalca que, “solo no les presten atención. Toda planta que mi Padre Celestial no plantó será arrancada. Están ciegos, guías de ciegos. Si un ciego guía a otro ciego ambos caerán a la fosa”.

    Pedro le responde que no entiende aquello que dijo, que no es lo que entra en la boca lo que contamina a una persona, sino lo que sale de su boca, esto sí contamina.

    “Tú también Pedro, ninguno de ustedes comprendió, entonces no saben que lo que entra por la boca baja por el vientre y es lanzado afuera, pero lo que sale por la boca viene del corazón y del corazón provienen las malas intenciones; homicidios, adulterio, prostitución, robo, falso testimonio, blasfemia… son esas cosas las que contaminan al hombre, pero comer, sin lavarse las manos no contamina a nadie”, replicó el hijo del Mesías.

    Chuza le implora a Poncio que devuelva el corbán, pero él lo calla con sus gritos y lo amenaza que si sigue insistiendo será silenciado de la peor forma.

    Jairo acecha a Leila en su habitación y le insinúa que pasen la noche juntos. Ella insiste en que eso no puede pasar y le exige que se marche. No obstante, caen en la tentación y cometen adulterio.