Julio Silva

Sebastián Gómez

Julio César fue adoptado por Eulalia y Arcadio, una pareja ya mayor, que nunca pudo tener hijos y se conmovió al conocer la historia de este niño abandonado por la madre, que salió del país en busca de mejor fortuna y nunca regresó.

Muy pilo, estudioso, disciplinado y tan competitivo que llega a ser un poco molesto, desde el colegio sobresalió y por eso se graduó muy jovencito y aunque hubiera preferido, en ese mismo momento, marcharse de la ciudad que lo vio crecer y hacer la universidad en un lugar donde nadie lo conociera y nadie lo pudiera juzgar.

Puede ser generoso y solidario, pero espera ser retribuido. Excesivamente reservado cuando se trata de hablar de sus sentimientos, Julio es el estudiante esforzado, siempre adelante en el salón, siempre pendiente de la nota.

Julio carga un sufrimiento eterno pero lo disimula con chiste, a veces un poco pasados por la ironía. No hay mujer que se escape a su lupa y cuando es bonita la juzga sin compasión. P