El Inútil | Capítulo 28 | Rubiela deslumbra al club por su belleza

Las cosas en el club marchan a favor de Rubiela, quien ha logrado manejar la situación con Adelaida y sus amigas.

19 Sep 2019 17:08Por: canalrcn.com

Luego de una agitada reunión en el bar, Pacho le cuenta a Gabo cómo le fue con Mirando, quien brindaba por todo y se sentía muy a gusto de tener a ambas familias reunidas en torno al compromiso de Martín y Miranda. Ellos se burlan de la bondad del hombre, quien aún no se ha dado cuenta de las verdaderas intenciones de los Martínez.

Mirando le cuenta a Jerry qué piensa hacer para hacerse socio del club ‘Los Alacranes’. Él cree que, porque ahora están mucho más unidos con los Martínez, Pacho accederá a hacer cualquier cosa para tenerlo de socio en el club; no obstante, estará muy equivocado y el único que cree que Pacho no tiene buenas intenciones es Jerry.

Martín llega con Fernando y Gabriel al club en búsqueda de Rubiela. Cuando las encuentran, la mujer ha hecho todo lo posible para no revelarles información sobre su pasado, por lo que inventa quererse meter a la piscina, sabiendo que Adelaida y sus amigas no lo harán. Solo por saber de dónde “la pueblerina”, ellas le siguen el juego a Rubiela, quien demuestra tener un sensual cuerpo que deja boquiabiertos a todos en el club. Cuando Martín la ve, se enamora aún más de ella.

Por su parte, Mirando va a la empresa de Pacho para hablar con él sobre el club ‘Los Alacranes’, pues Fernán lo visitó en su empresa y le llevó la carta donde tiene su firma. La idea de visitar a Pacho es obtener su firma y la de Gabo para convertirse, sin ningún problema, en socio del club, pero al llegar se encuentra con un Pacho muy ingenioso, quien lo engaña diciéndole que le firmará la carta, pero que primero se la llevará a Gabriel. Mirando confía y cuando se va, Pacho rompe la carta, pues no quiere que “el manteco” esté en su mismo círculo social.

En el club, Adelaida y sus amigas se meten a la piscina, esperando que Rubiela haga el “oso” por no saber nada, pero lo que ellas no sabían es que la mujer tiene grandes capacidades en el agua, cautivando por su forma de desempeñarse en la piscina. Luego de demostrar todo su potencial, resulta ser abordada por Adelaida, quien comienza a preguntarle sobre su vida pasada. Ella simplemente le dice que fue profesora de natación y que se fue del pueblo, el mismo donde los Martínez tienen una finca, porque le fue mal en el amor.

Luego del interrogatorio, ellas salen de la piscina y Martín aprovecha un momento a solas con Rubiela para reclamarle por sus palabras en el agua. Rubiela simplemente se defiende, argumentando que le siguió el juego a Adelaida para que dejara de entrometerse en ese tema. Después, Martín y sus amigos se van para no causar sospechas en sus madres, quienes están próximas a compartir un almuerzo con Rubiela.

En la mesa, Adelaida le pide disculpas a Rubiela por su comportamiento en la piscina y comienza a preguntarle sobre la mujer que enamoró a Martín en el pueblo, supuestamente por interés. Ella, ofuscada, comienza a inventarse el nombre de la mujer, así como defiende ese amor, que sin duda se acabó por culpa de Adelaida y sus malas intenciones con Martín.