El Inútil | Capítulo 23 | Miranda cancela el compromiso

Todo indica que los Martínez se salieron con la suya y Martín no podrá tener una fiesta de compromiso con Miranda.

12 Sep 2019 16:00Por: canalrcn.com

Rubiela se reúne con todos y les dice que la fiesta de compromiso se debe hacer con ambas familias, por eso quiere cancelarla. Luego de su discurso, habla con Úrsula y le asegura que conoce perfectamente a Adelaida y sabe que es capaz de arruinarle el compromiso a Martín, con tal de que no se case con alguien que ella no quiere.

Martín le reclama a Rubiela por querer cancelar la fiesta de compromiso y le dice que tiene celos de Miranda, pero ella, con lágrimas en sus ojos, simplemente le dice que no es justo que hayan invertido tanto dinero en complacer a sus padres para que no asistieran a la fiesta. Luego de recapacitar, se disculpa con Martín por haber tomado la decisión de cancelar todo y le pide que continúe con la fiesta. Él simplemente le dice que debe hablar con Miranda para que ella esté tranquila y desee seguir con el compromiso.

Miranda sale para su cuarto desconsolada. Mirando va hasta el lugar y trata de tranquilizarla, pues no entiende por qué Rubiela se opone a que se realice la fiesta. Mirando solo puede responderle que, como todos, ella quería que todo saliera bien y por tradición, es necesaria la presencia de los padres del novio.

Por su parte, Fernando y Gabriel se dan cuenta de lo que Adelaida le hizo a Mirando, pues el hombre está pagándole a los músicos y despidiendo al obispo. Ellos son conscientes que los padres de su amigo Martín le arruinaron toda la fiesta, con tal de que no se comprometiera con Miranda.

Rubiela sube hasta el cuarto de Miranda y le cuenta todo lo que pidieron los Martínez para la fiesta; así mismo, le da a conocer su punto de vista frente a lo que cree que realmente pasó con la supuesta enfermedad de Marina, por lo cual, Miranda recapacita y se da cuenta que lo más lógico es no continuar con la fiesta hasta que los padres de Martín aparezcan y le digan que sí aceptan su compromiso.

Mirando cree que la fiesta continúa y convence al obispo para que se quede. Él accede y cuando se dispone a bendecir los anillos, Miranda cancela la fiesta, afirmando que necesita de la presencia de Adelaida y Pacho para continuar con todo. De no ser así, simplemente no se casará con Martín.

Fernán llega a la casa de Mirando y es este último el que le pide que hable con Miranda. Ellos hablan, pero Miranda opta por no creerle y quiere que los papás de Martín le digan que ella es la mujer que siempre quisieron para su hija.

Luego de que todo se haya cancelado, Mirando, muy decepcionado, se encuentra con Jerry en la cocina y le confiesa que, si se entera que los padres de Martín inventaron toda la enfermedad de Marina, él los hará pagar con cada uno de los secretos que les conoce.