El Inútil

Capitulos

El Inútil | Capítulo 10 | Martín se despide del amor que siente por Rubiela

Martín ha tomado la decisión de continuar su relación con Miranda, aunque tenga que ver todos los días a Rubiela.

26 Ago 2019 16:00Por: canalrcn.com

Martín habla con Rubi mientras bailan, pues él sabe que la situación no la van a poder soportar mucho tiempo, así que le pregunta cuál de los dos será el encargado de contarle a la familia sobre el antiguo romance.

Lucero habla con Jerry en la cocina sobre lo sucedido con Miranda, pero también le expresa sus sentimientos, pues cada día que pasa es más inevitable ocultar su amor por él.

Miranda aprovecha un cambio musical para bailar con Martín y además logra saber qué piensa de Rubiela, por lo que él simplemente resalta, con sutileza, la belleza de la esposa de Mirando Zapata. Varios besos sobresalen en el baile de la parejita y Rubiela, incómoda, solo puede verlos, deseando estar ella en los zapatos de su hijastra. Luego de bailar, ellos se sientan al lado de Mirando y Rubiela, pues llegó el momento en el que la suegra le dé el regalo que le trajo de Italia al yerno.

Una vez descubren que es un vino, Rubiela y Martín se dirigen a la cocina por copas y a servir el licor, siendo el lugar para discutir si verdaderamente vale la pena contarles a todos la verdad sobre su relación que, según Rubiela, quedó en el pasado. Miranda llega repentinamente al lugar e interrumpe la conversación, haciendo que ambos actúen como si no estuviese pasando nada, sin embargo, Martín le dice que Rubiela tiene algo muy importante que compartir con toda la familia.

De nuevo en la sala, Mirando convoca un brindis, donde le expresa tiernas palabras a Rubiela, dejándole en claro que su amor es como el de un adolescente; Miranda interrumpe sus palabras para decirle que Rubiela también tiene algo muy importante que decir, aunque ella no es capaz de pronunciar palabra, por lo que simplemente desvía la atención diciéndole a Mirando que le dé un tour a Martín por la casa.

En el tour por la casa, Martín comienza a tener recuerdos de Rubiela y su historia de amor, por lo que Mirando cree que está mareado y lo lleva hasta su cuarto para que se recueste en la cama. Ante la insistencia de Martín de irse del lugar, Mirando comienza a contarle su historia de amor con Rubiela, revelándole que cuando la conoció ella sufría una pena de amor. Miranda también aprovecha la estadía de Rubiela para contarle cómo ha sido su historia de amor hasta hoy, haciéndole recordar aquellos días cuando tuvo la oportunidad de hablar por teléfono con Adelaida, quien le pidió que se alejara de Martín, creyendo que ella solo quería la fortuna de su hijo.

Una nueva canción suena y Rubiela y Martín la bailan, pero también discuten si, finalmente, le dirán a todos sobre su relación, pero Martín no quiere perder a Miranda, por lo que le deja en claro a la mujer que continuará con su relación, así tenga que verla a ella todos los días.

La fiesta se acaba y Martín se va, no sin antes aprovechar la oportunidad para expresarle a Rubiela que nunca la va a olvidar.