El Inútil

Capitulos

El Inútil | Capítulo 08 | Martín y Rubiela finalmente se encuentran

Después de 12 años, la expareja se encuentra en una tienda cercana al hogar de los Zapata, dejándose llevar por los sentimientos.

22 Ago 2019 16:00Por: canalrcn.com

Rubiela llega a la casa y se lleva una gran sorpresa, pues uno de los letreros que le había preparado Mirando se refiere al hijo que quiere tener, situación que no le agrada a la mujer. Una vez instalada en la sala, Rubiela y Úrsula comienzan a entregar los regalos que trajeron desde Italia.

En casa, Martín sospecha de las actitudes de su madre, a quien se le ve muy tranquila con la decisión de su hijo de estar con la hija de Mirando Zapata; no obstante, tanto él como sus amigos descifraron la incógnita del comportamiento de Adelaida, quien lógicamente le está siguiendo la corriente a Martín simplemente para que desista de su relación.

Cae la noche y Martín, junto con los músicos, van en un taxi camino a la casa de los Zapata, pero antes de llegar decide comprar algo en una tienda para no llegar con las manos vacías, lo que no sabía era que, simultáneamente, Rubiela había salido, a la misma tienda, a comprar trago para su fiesta. Cuando Martín ingresa en el establecimiento ya está ella, pagando el licor, pero su dulce voz se le hizo familiar a él quien comprobó, con sus propios ojos, que era el amor de su vida.

Ella no sabe cómo reaccionar y solo quiere irse, pero él la convence de hablar y recordar aquellos tiempos que los hicieron tan felices, eso sí, en otro lugar donde no la conozcan. Mirando se comienza a preocupar por la tardanza de Rubi, así que le pide a Jerry que salga a buscarla, pero desafortunadamente no la encuentra.

En un bar, Rubiela y Martín comienzan a hablar del pasado, pues él se encuentra muy confundido por la actitud de la mujer hace 12 años, pues fue ella la que decidió dejarlo sin dejar pista alguna de su paradero. Luego de una profunda charla, Rubi simplemente le dice que hoy en día está casada y tiene una vida organizada, por lo que esos recuerdos deben quedar en el pasado y no traerlos al presente.

Martín recibe varias llamadas de Miranda, quien se encuentra muy preocupada por el paradero de su novio; ante tanta insistencia, él finalmente le responde con una mentira, pues le asegura que está esperando a los músicos para llevarle la serenata a su suegra.

Rubiela se quiere ir, pero Martín no la deja y le pide a los músicos que toquen “la canción”, para recordar viejos tiempos y bailar como hace 12 años, donde recuerda cada palabra que ella le mencionó para enseñarle a mover las caderas.

Un romántico beso finaliza la serenata y el baile entre la pareja, pues Rubiela tiene que ir rápido a casa a continuar con la fiesta, mientras que Martín no sabe si ir, pues luego del encuentro está confundido sobre lo que quiere con Miranda.