Capítulo 48 | Martín recuerda a su amigo Alfredo

Después de la información que recolectó, Rubiela desea obtener información sobre Alfredo por boca de Martín, quien llena su cabeza de grandes recuerdos.

18 Oct 2019 16:00Por: canalrcn.com

El político López de Mesa se reúne con Martín, quien sigue diciendo mentiras sobre los inversionistas para el proyecto. Luego de pedir algunas explicaciones, López de Mesa queda más tranquilo, aunque se entera del supuesto evento que está organizando Martín para atraer inversionistas.

Martín llamó a Mirando para pedirle ayuda, pues necesita contactar a varias personas del gremio del calzado que puedan servir como inversionistas de su proyecto; cuando Mirando acepta ayudar, le da algunas ideas sobre cómo convencerlos para que inviertan, pero para ello él necesita llevarlos a Chancholandia, un lugar donde venden huesos de marrano, los favoritos del gremio.

Después de algunas horas, Martín y Gabriel se encuentran nuevamente con López de Mesa, quien por la impertinencia de este último se termina enterando del evento, queriendo ir. Gabriel lo vendió como un homenaje a los inversionistas, por lo que el político se sintió más interesado en asistir, situación que nuevamente pone en aprietos a Martín, quien ni siquiera ha confirmado si hay disponibilidad de lugar para hacer el evento.

Antes de regresar a Bogotá, Mirando le pregunta a Miranda por la “persona en cuestión”, pues necesita saber cuál es su contrincante frente al amor de Rubiela. Miranda no se atreve a decirle la verdad, por lo que prefiere callar e inventar que fue incapaz de encontrar información al respecto. Ellos regresan a Bogotá y Miranda se reúne con Lucero, quien quiere que cuente todo lo que sabe, pero Miranda no se atreve no solo por el daño que le puede ocasionar a Mirando, sino también porque ama a Martín, no lo quiere dejar solo y, además, no le quiere dejar el camino fácil a Rubiela.

Pacho también llega a su casa y le cuenta a Adelaida el problema que tuvo en el pueblo por culpa de Mirando. Adelaida discute con él, pues luego de haber tenido una charla con Teresa, quien la aconsejó que se acercara más a Martín, ahora piensa dejarlo casar con Miranda y apoyarlo en sus decisiones, todo para ser una mejor madre. Para enmendar sus errores, Adelaida llama a Miranda y la invita a su casa para hablar sobre la boda.

Rubiela está en la cocina, limpiándola, mientras Martín le hace compañía. Para confirmar la información que tiene en mente, Rubiela le pregunta a Martín por Alfredo, su amigo, y él se llena de los mejores recuerdos. Martín recuerda exactamente el día en el que se enteró que fue atropellado y que falleció, por lo que le cuenta a Rubiela todo lo que sabe sobre él.

Mirando piensa hablar con Fernán sobre Alfredo y por eso lo cita en una panadería. Al llegar al lugar, Mirando trata de convencerlo para que cuente toda la verdad y así no tenga remordimientos de conciencia, pero Fernán no accede a contar lo que sabe, por lo que Mirando le pide que, si cambia de opinión, lo llame para que se quite ese peso de encima por el crimen que, probablemente, cometió Pacho Martínez.