Capítulo 36 | Mirando descubre la infidelidad de Gabo

Después de una buena investigación, Mirando descubre por completo el secreto que esconde Gabo Gaviria.

1 Oct 2019 17:11Por: canalrcn.com

Martín y Rubiela hablan luego de que él hubiese presentado la fecha de matrimonio. Ellos saben que es muy difícil volver a tener una relación y Martín pierde los estribos afirmando que ya no tiene paciencia y no esperará a que Rubi deje a Mirando, por lo que sus planes de casarse con Miranda siguen en pie.

Mirando y Rubiela logran conseguir la ubicación de Mónica Julitza y salen corriendo de la empresa para lograr fotografiarla junto con Gabo, corriendo con la buena fortuna de encontrarlos con las manos en la masa. Mirando se cree un súper detective y trata de hablar con el portero del lugar donde se encuentra Gabo, pues lo único que quiere es obtener la ubicación exacta de Mónica y comprobar el amorío que tiene con Gaviria.

Por su parte, Fernán tiene una charla con su hijo sobre lo ocurrido con el exsocio italiano. Ellos tratan de sacar cuentas para sacar dinero sin quedar completamente en la quiebra, por lo que Fernando piensa en pedir un préstamo en su trabajo, aprovechando que trabaja con un concejal, pero lo que no sabe es que está a punto de ser despedido por el negocio bajo cuerda que hizo con Pacho y Gabo.

Tras ser tratado de forma inadecuada por el portero del lugar donde está Gabo, Mirando deja que Rubiela se anime a ir a preguntar por Mónica obteniendo muy buenos resultados: sabe cuál es el número de su apartamento y el portero le confirmó que efectivamente Mónica está con Gabo. Ellos disfrutan de la tarde, pero tiempo después él debe irse para no levantar sospechas con su esposa, poniendo en evidencia su infidelidad.

Martín está metido en graves problemas porque no tiene lugar para realizar su proyecto y, ante la llamada del político López de Mesa a su oficina pidiéndole que le confirme el lugar donde se realizará el evento, nuevamente dice mentiras y se hunde cada vez más. Al lugar llega Fernando quien, para colmo de males, les cuenta que “renunció” al cargo por problemas con el concejal.

Al día siguiente, Mirando va a la oficina de Gabo, pues quiere dejar hecho el negocio de la licitación y aunque Pacho quiere ponerle una trampa, Mirando resulta ser mucho más inteligente llevando su propio contrato para que ellos lo firmen. Ante la negativa de los hombres, resulta chantajeando a Gabo con el secreto de Mónica Julitza.