Capítulo 33 | Mirando se entera que Gerardo robó las muestras

Después de una minuciosa investigación, Mirando logra demostrar las sospechas que tenía frente a su concuñado, quien lo traicionó.

26 Sep 2019 16:45Por: canalrcn.com

En la cabina de radio, Martín tiene comunicación con uno de los supuestos conferencistas de su proyecto, Salvatore, quien se muestra desorientado por la llamada que está recibiendo desde Colombia, donde la periodista Catalina quiere confirmar si es verdad o mentira el tal congreso de calzado.

De camino a la casa, Miranda quiere convencer a Mirando de no invertir tanto dinero en el matrimonio, luego de enterarse que calzado ‘Mi Rubí’ perdió la licitación frente a Pacho Martínez y Gabo Gaviria, quienes se quedaron con el negocio. Simultáneamente, Martín se las logra ingeniar en plena transmisión en vivo para hablar con Salvatore, quien le resulta confirmando su asistencia a Colombia, dejando más tranquila a Catalina por el evento.

Fernán va a la casa de Mirando a hablar sobre los italianos, pues quiere confirmarle que ya habló con su exsocio, quien está enterado de que fue él quien lo robó. Al inicio Mirando se muestra incrédulo, pues sabe que él conoce a la persona que le robó las muestras de la licitación; no obstante, llama al italiano, confirmando que está enterado de todo.

Al otro día, Mirando piensa en ponerle una trampa a Gerardo para salir, de una vez por todas, de la duda. Lo hará creer que Fernán le contó que fue él quien robó las muestras y, en medio de la situación, lograr que Gerardo por su propia cuenta confiese la verdad. Mirando lo llama a la oficina para mostrarle un álbum de los inicios de la empresa, donde colaboró en el proceso, mientras lo hace, le pone la trampa, pero Gerardo reacciona defendiéndose, a tal punto de hacer sentir mal a Mirando.

Por otra parte, Fernán le cuenta a Pacho y a Gabriel que Mirando es el único que les puede hacer las mismas muestras para continuar con la licitación y ellos, incrédulos, van en búsqueda de Leopoldo, el mismo que le confesó a Mirando que ellos habían hecho trampa. Leopoldo no los ayuda y llama a Mirando para contarle lo sucedido.

En medio de toda esa situación, Mirando habla en la cafetería con Rubiela y le cuenta el error que cometió con Gerardo. Ella lo tranquiliza y mientras van camino a la empresa, se encuentran con un trabajador, que minutos antes había recibido un papel de Gabo y Pacho, pues ellos estaban en el sector queriendo contactarse nuevamente con Gerardo, quien podría ser el único que los ayudaría en la licitación. En el papel ellos invitan a Gerardo a una cafetería para hablar de negocios, pero Rubiela logra leer ese mensaje, enterándose, junto a Mirando, de toda la verdad.

Mirando va a la casa de Gerardo y, fingiendo que no sabe nada, lo invita a una cafetería para hablar sobre lo sucedido y, así mismo, hacerle una propuesta que beneficiará el matrimonio de Jackie. Gerardo accede y se va con él, sin saber la sorpresa que lo espera.