¿Cuánto cuesta morir en Colombia?

En El Desayuno hablamos sobre la muerte y cómo es concebida por las personas alrededor del mundo; además, expertos en el tema nos explicaron si hay vida después de la muerte.

La muerte es una transición de la tercera dimensión. Es el paso que todos tenemos que dar y que todos vamos a experimentar. En Colombia, por ejemplo, tenemos formas diferentes de ver concebir la muerte y es que enfrentarla puede causar un dolor tan inmenso, que solo puede sentirlo el que lo sufre.

¿Qué pasa cuando alguien muere?

Hoy en El Desayuno nos acompañó Ayda Valencia, experta en terapias alternativas y quien toda su vida ha estudiado la muerte. Ella afirma canalizar la energía vibracional de las personas vivas o muertas y es que, a partir de una experiencia propia, nos cuenta qué sienten las personas cuando mueren.

En el interior del país, los rituales son como todos los conocemos: una ceremonia de velación, un ritual religioso para darle el último adiós y la parada final, ya sea en una sepultura o una cremación.

En la Costa Caribe colombiana, tener el ataúd listo hace parte de la tradición para los más adultos; evitar que los familiares tengan gastos cuando se haya partido de este mundo es la principal motivación para tener todo al día y la creencia de estar un paso delante de la muerte, evitará que llegue más pronto de lo que se quiere.

Los ataúdes pueden ser una muestra tangible de lo que sentía por esa persona que se falleció. Hoy en día, cabe resaltar que es también una muestra tangible de lo ostentoso que podemos llegar a ser, incluso, en estas circunstancias. Juan Esteban Domínguez, periodista de El Desayuno, investigó precisamente cuáles son los estilos de ataúdes que hay y que podemos encontrar en el mercado.

También puedes ver: El Ejército Nacional de Colombia cumple 200 años defendiendo la soberanía del país

Para muchos, nuestra familia se convierte en nuestro tesoro más preciado, pero ¿qué pasa cuando uno de ellos se va? ¿Cómo podemos seguir llevando ese recuerdo tan valioso en nuestro corazón, en nuestra mente y diario vivir? ¿Podemos hacerlo en algo tan valioso como lo es un diamante?

Ante todos estos interrogantes, Ángela Cardozo le encontró una respuesta bastante inusual. Liliana Ospina, gerente general de Algordanza, su empresa, nos enseña cómo podemos llevar a ese ser querido en unos aretes, un anillo o una cadena.

El continente asiático también tiene sus propias tradiciones. Predominan las prácticas budistas e hindúes. Para los budistas, la muerte hace parte de la vida cíclica a lo que no se debe temer. No es un proceso terminal, sino algo natural, universal e inevitable.

Para los hindúes, el espíritu de las personas no nace ni muere, simplemente transmigra de un cuerpo a otro. El karma es fundamental dentro de sus creencias, ya que nuestro comportamiento en la Tierra determinará si retornamos de forma inmediata, o ingresamos a las dimensiones de la infranaturaleza.

No morimos, trascendemos.

¿Cuánto cuesta morir en Colombia?

Hoy en día morir puede salir más caro de lo que se piensa. Empresas especializadas en el tema venden paquetes funerarios por 8’300.000 pesos. Estos incluyen la velación, el paquete de flores, el ataúd, el arreglo del cuerpo, así mismo como el carro fúnebre y el traslado de los familiares al lugar de entierro o la velación.

No obstante, de no adquirir el paquete o haber tenido un seguro que lograra cubrir estos gastos, la suma podría ser mayor, pero ¿cuánto podría costar?

  • Misa: 1’000.000
  • Lote propio: 8’100.000
  • Cremación: 1’950.000
  • Aviso en el periódico: 798.000
  • Certificado de defunción: 30.000

Así, el valor aproximado de morir en Colombia es por 20’178.000 pesos. Por eso, como precauciones se pueden adquirir seguros exequiales, donde mensualmente pagas una cuota mínima y este puede incluir, incluso, a familiares.

Te puede interesar: Maltrato infantil. Cifras, casos, tipos de violencia y cómo evitarlo

¡Muchas personas vuelven después de morir!

Lo más difícil de enfrentar la muerte es el sufrimiento inherente a su presencia. El duelo se vive de manera personal y nadie es capaz de entender lo que sienten los demás. En ese proceso se pueden sentir síntomas emocionales y físicos como ansiedad, miedo, culpa, confusión o negación, pero la parte más difícil es superar el miedo a lo desconocido, a lo que pasará después de ese último adiós que, al final, el sufrimiento queda para los vivos.

Santiago Escobar, fotógrafo de profesión, nos ayudó a entender el duelo que viven las personas cuando un ser querido fallece, pues él estuvo muerto durante 10 minutos. Durante esos momentos, él pudo ver a sus familiares llorando por él y también evidenció lo que hay después de la muerte. Su testimonio nos muestra un poco más eso desconocido a lo que muchos le temen.

Amar con intensidad es la clave para irse de este planeta sin dejar deudas con nadie. Ser felices y superar cada obstáculo con inteligencia, es la única forma de vivir una vida plena, porque como decía el maestro Enrique Díaz: “después de la caja negra compadre, no creo que nada más se lleve”.

 

Compartir