Suplantación de Identidad: qué es y qué hacer si ha sido víctima

Cada día son más los casos de robos de identidad. ¿Qué hacer y cómo evitarlo? En El Desayuno te lo contamos.

La suplantación de identidad es el uso de información personal para hacerse pasar por otra persona, con el fin de obtener un beneficio propio, que genera un perjuicio a la persona que la sufre. Existen miles de casos que van desde el robo de la identidad en las redes sociales, hasta un desfalco, y es por eso que es tan importante cuidarnos.

Según datos de la Registraduría Nacional del Estado Civil, en Colombia el homónimo compuesto masculino que más predomina es Luis Alberto Rodríguez con 356 registros y el homónimo compuesto femenino que más predomina es María del Carmen Rodríguez con 320 registros; mientras que el apellido más común es Rodríguez con 707.786 colombianos registrados.

También puedes ver: Tecnología: consejos básicos para darle más provecho a las herramientas digitales

Estos datos sugieren, entonces, el riesgo que pueden correr las personas con estos nombres a ser suplantadas, que, claramente incrementaría por ser un nombre tan común. No obstante, aquellos con nombres poco comunes también son blancos fáciles de estas personas que buscan robar a través de la suplantación.

¿Cuáles son las diferentes modalidades de robo de identidad?

Conforme va avanzando la tecnología, la sociedad ha tenido que adecuarse a nuevas formas de realizar ciertas acciones diarias y ha usado mucho más las herramientas tecnológicas, en pro de mejorar su calidad de vida. Internet se ha convertido en un medio fundamental para pagar servicios públicos, evitar largas filas en bancos y realizar transacciones e incluso, se ha convertido en la plataforma que ha desarrollado nuevos empleos, sin embargo, personas inescrupulosas aprovechan estas ventajas sociales para hacer de las suyas y robar a inocentes.

Así las cosas, es importante conocer los tipos de delitos, o cyberdelitos, para que tomes las precauciones necesarias frente al compartir datos al navegar y para que sepas cómo identificar si te están robando la identidad.

¿Cuál es la diferencia entre suplantación y usurpación de la identidad?

Estos dos términos, en la práctica, parecen ser iguales, y son males que sufren los colombianos diariamente, pues en los dos hay apropiación de datos personales de una persona, como la imagen o el nombre y apellido; sin embargo, hay una gran diferencia entre ambos delitos y es importante que la conozcas.

La suplantación se define como la falsificación de un escrito con palabras o cláusulas que alteren el sentido que antes tenía, mientras que la usurpación es el empoderamiento de una propiedad, derecho o datos de una persona que legítimamente pertenece a otro, por lo general con violencia.

Esta suplantación o usurpación de identidad puede suceder por muchos factores:

  • Entregar su información por teléfono a una supuesta entidad bancaria.
  • Por una persona que tiene tú mismo nombre y al cometer actos delictivos, busca a su homónimo, al menos de nombre, para que la responsabilidad recaiga sobre él.
  • No verificar que las páginas donde navegamos en Internet y que nos pide información personal sean seguras y correspondan a las entidades y portales.

En 2018 se registraron más de 12.000 denuncias por suplantación, donde se destaca el hurto por medios informáticos.

Te puede interesar: Tramitología, herramientas jurídicas para facilitar los procesos

Maximiliano Cantis, especialista en seguridad informática de ESET Colombia fue uno de los invitados en El Desayuno y su participación fue invaluable: su experiencia en el tema ha sido fundamental para darnos herramientas y ejemplos claros sobre cómo podemos llegar a ser víctimas del cyberatraco o de suplantación de identidad.

¿Qué hacer si he sido víctima de robo de identidad?

  1. Denuncie el delito en el Centro de Contacto de la Fiscalía General de la Nación en la línea 01 8000 919 748 o a través de Denuncia Virtual en la página web de la Fiscalía y la Policía Nacional.
  2. Coloque la denuncia por suplantación ante el operador o empresa en el que figuran los servicios.
  3. Solicite ante su operador o empresa la inmediata suspensión de los servicios que identifica como fraude.