• Síguenos en

  • Logo Produccion

    El Chavo del 8 | Capítulos | El profesor Jirafales enseña el peligro de un alacrán

    2019-09-09 15:38:13 | Redactado por: canalrcn.com

    Luego de recibir clases, Kiko lleva un alacrán a la vecindad y termina asustando a todos los habitantes.

    Don Ramón y Doña Florinda se preocupan porque sus hijos se demoran en llegar del colegio. Mientras esperan en el patio de la vecindad ven llegar al chavo, quien les cuenta que la Chilindrina y Kiko se portaron mal en clases y están castigados.

    A pesar de que la mujer no cree en lo que el niño le cuenta, el ver llegar al profesor jirafales con su hijo y la chilindrina la hace cambiar de opinión. De inmediato ambos adultos les preguntan a sus hijos por qué estuvieron castigados y ellos responde que le dijeron maestro ‘longaniza’ al profesor.

    El profesional manifiesta estar preocupado por el comportamiento de los pequeños debido a que son el futuro del país.

    Al otro día, inician las clases nuevamente, pero los pequeños no parecen entender la importancia de aprender lo que se enseña en el salón. El profesor hace una serie de preguntas simples, pero los niños no responden adecuadamente.

    Más tarde, el docente le muestra a todos sus alumnos un frasco que contiene una especie de alacrán y les recalca que es un ser vivo bastante peligroso. Kiko muestra interés en el animalito y le pide al hombre que se lo preste para mostrárselo a su mamá.

    El hombre accede, pero le advierte que por ningún motivo debe abrir el frasco, pues su vida podría correr peligro.

    Al llegar a la vecindad, la Chilindrina le dice a Kiko que le preste el frasco para mostrárselo a su papá sin esperar que se asustaría. De inmediato el niño le pide el animalito a la pequeña para ir amostrárselo a su mamá, pero la mujer reacciona igual que el papá de la Chilindrina.

    Más tarde, Popis juega a darle clases sobre el alacrán a su muñeca Serafina y Ñoño se asustan al ver que en el frasco de la niña no está el animal. Sin embargo, la pequeña le explica que se trata de otro frasco, pues Kiko tiene el verdadero.

    Finalmente, Kiko y Popis hablan sobre el animalito y terminan confundiendo los frascos sin darse cuenta. Más tarde, el niño se percata de que el alacrán no está y todos en la vecindad se ponen alerta.