• Síguenos en

  • Logo Produccion

    El Chavo del 8 | Capítulos | Don Ramón y el señor Barriga sufren un accidente

    2019-09-09 15:35:31 | Redactado por: canalrcn.com

    Los hombres quedan mal heridos luego de discutir por la salud del chavo.

    El señor Barriga llega a cobrar la renta una vez más, pero esta vez se encuentra con que Don Ramón salió a buscar empleo. Sin embargo, minutos después llega el hombre bastante triste por no conseguir nada.

    De inmediato, el señor Barriga le aconseja a la Chilindrina que no siga el ejemplo de su padre, pues el hombre no hace nada por salir adelante, además, de le dice que él no vale la pena. En ese momento llega el profesor Jirafales, quien cree que el hombre está hablando de él. Por eso decide darle un fuerte golpe.

    El señor barriga trata de explicarle lo que realmente estaba sucediendo, pues realmente estaba hablando de Don Ramón. Sin embargo, el profesor Jirafales vuelve a confundirse cuando Doña Florinda llega y se para detrás del señor Barriga mientras él explica.

    Esta serie de confusiones terminan afectando al señor Barriga, quien recibe dos fuertes golpes por parte del enamorado de Doña Florinda.

    Más tarde, Don Ramón se percata que el señor barriga se encuentra desmayado en el piso de la vecindad y decide ayudarlo. Sin embargo, apenas recobra la conciencia comienza a cobrarle la renta.

    Al pasar las horas, los niños de la vecindad toman la decisión de jugar en la calle, pero Doña Florinda le dice que es muy peligroso, porque podría atropellarlo un automóvil. Esto les da una idea a los niños de jugar a los atropellados dentro de la vecindad.

    Sin embargo, durante el juego el chavo se enoja y comienzan a gritar. Al oir el alboroto Don Ramón sale a averiguar que pasó y Kiko le expresa que él le había dicho al chavo que lo iba a atropellar un carro.

    Don Ramón se toma las palabras del niño muy en serio y piensa que en realidad el chavo sufrió un accidente y le avisa al señor Barriga, quien le da 500 pesos para los gastos médicos del pequeño.

    Finalmente, todos descubren que todo fue una confusión y quienes terminan accidentados de verdad son Don Ramón y el señor Barriga.