Cuatro Caminos - Capítulo 14 de abril | El satánico

En el 2018 se desencadenó una misteriosa desaparición que preocupó a Barranquilla. Una mujer que acostumbraba a llevar a su hija casi todos los días al médico por problemas de salud, desapareció.

La mujer, identificada como Brenda Pájaro, no dejó rastro y en el norte de Barranquilla comenzaron los rumores de que había alguien que estaba secuestrando mujeres. No se sabía si era para trata de blancas, pero los rumores comenzaron a tomar fuerza.

Una mujer que tenía una vida tranquila y rutinaria no tenía de qué preocuparse. El 25 de junio de 2018 ella salió de su casa para llevar a su hija al centro médico. Ese día había quedado de encontrarse con su madre, Miriam Bruno, en el centro de la ciudad; no obstante, nunca llegó a la cita.

Tres días después hicieron la denuncia oficial ante la policía por la desaparición y la noticia fue nacional. La policía hizo prioritaria la búsqueda de la mujer, sin embargo, no se tenía paradero de ella hasta que se logró acceder por intermedio de su cuenta de Gmail a la última ubicación donde estuvo.

Al llegar al lugar no encontraron rastro de ella. Una zona deshabitada en el norte de Barranquilla era el último paradero de Brenda y las hipótesis comenzaron a surgir. Los intentos de la policía fueron tantos, que un mes después un uniformado siguió un extraño olor en el lugar hasta dar con el paradero de un cuerpo en descomposición. Todo indicaba que era una mujer, pero no se sabía con certeza si era el de Brenda.

El cuerpo en descomposición tenía una joya en el cuello, por lo que esa era la pista para identificar el cadáver. Una carta dental y huellas dactilares afirmaron que el cuerpo encontrado por la policía era el de Brenda Pájaro.

Puedes leer: Cuatro Caminos - Capítulo 07 de abril | Juego mortal y talento especial

¿Quién o quiénes estuvieron detrás de la muerte?

Brenda Pájaro murió de un golpe contundente en su cabeza. Esa fue la conclusión a la que llegó Medicina Legal; no obstante, también tenía su dedo anular fracturado. Así, la policía comenzó a investigar quiénes fueron los autores materiales del hecho, pues el rumor de que había una banda de criminales que robaban mujeres era muy fuerte.

Aunque se tuvieron muchas hipótesis en cuenta, finalmente dieron con una pista: identificando las llamadas que recibió Brenda Pájaro el día de su desaparición, dieron con el paradero de Tomás Maldonado, un hombre que manejaba una camioneta blanca, que había rondado el lugar donde estuvo ella y que además había hablado con la mujer aquél día.

Tomás Maldonado había transportado a la hija de Brenda al centro médico durante un tiempo. Un hombre que al parecer era buena persona, trabajador y honesto era presuntamente el autor del asesinato. Luego de las investigaciones policiacas, dieron con el paradero del hombre el pasado 11 de febrero en su casa.

Iniciaron la captura y calmó la zozobra en Barranquilla que dejó el asesinato de Brenda Pájaro. Aunque todo parecía claro, el señor Tomás Maldonado tenía un prontuario criminal, pues estuvo envuelto en varias desapariciones y asesinatos de mujeres en Barranquilla; incluso, estuvo en la cárcel.

Cuando se supo de su captura, varios familiares de víctimas del hombre comenzaron a aparecer y a contar su historia, todas ellas tenían algo en común: la desaparición repentina de sus familiares. Todo indica que Tomás Maldonado atacaba a mujeres y las daba como ofrenda al diablo.

Mira todos los capítulos de Cuatro Caminos aquí y sigue la producción los domingos por Nuestra Tele. Comenta con el HT #4Caminos y sigue nuestras cuentas en redes sociales: TwitterFacebookInstagram y YouTube @CanalRCN

Compartir