Capítulo 24 de febrero – Situaciones que cambian la vida | Cuatro Caminos

A Nora Montoya le cambió la vida en la clínica Alameda de Medellín por un mal procedimiento estético.

Nora cayó en las manos del médico Francisco Pulgarín, ella confió en las manos del doctor para realizarse una liposucción, pero Montoya no dio con la mejor opción, ya que este señor realizó cuarenta y siete perforaciones en el intestino que casi deja sin vida a la minorista de Medellín.

Cuando la familia de Nora se enteró de esta situación, comenzaron las investigaciones y pusieron una denuncia contra Francisco Pulgarín.

Nora fue operada en la clínica Alameda ubicada en Medellín, que es una clínica de garaje. El 5 de septiembre de 2018 la clínica fue cerrada por que presentaba varias irregularidades, pero el 7 de diciembre del año pasado las autoridades descubrieron que algunos secretarios de salud habían vuelto a abrir la clínica y por esto fueron sancionados.

Este caso llegó a las manos del concejal Bernardo Guerra, quién tilda a estos médicos de las ‘Bacrim de batas blancas’.

Hoy en día la familia de Nora sigue luchando para que se haga justicia y este caso no quede impune como muchos en nuestros país, que han llegado a dejar sin vida a más de una persona.

Un joven de bajos recursos que se crio en la plaza de mercado de Manizales nunca ha dejado de soñar y por eso hoy en día está en lugar donde está.

Se trata de Valentín Sierra, un colombiano de 31 años que camina con gran propiedad por los pasillos de una de las universidades más prestigiosas del mundo, Harvard. Valentín cursa su segunda maestría en administración pública.

Valentín estudió ciencias políticas y economía, luego de eso emprendió una aventura en Washington cuando trabajó para el gobierno japonés.

Hoy en día Valentín está casado y enamorado de su gran amor, Madeleine LaPointe. El plan de Valentín y su familia es vivir en Manizales, pero por ahora recorren las calles de Boston de la mano del amor y la dedicación.

Valentín es esfuerzo, dedicación, resiliencia y así lo reconocen sus familiares y amigos.

Además de hablar inglés y español, el hombre aprendió mandarín y le canta todos los días a su hijo canciones en ese idioma.

Por último, Valentín aseguró que lo principal para cumplir sus sueños es levantar siempre la mano y ser constantes.

A pesar de un pasado difícil, el joven aseguró que su vida está llena de emociones.

¡No rendirse, luchar para estar de nuevo en pie, perdonar a sus agresores, ayudar sin límites al prójimo, dar amor y tener los sueños intactos...! ¡Una historia de Valientes RCN!  

Compartir