Santiago Alvarado

Santiago Alvarado

Carlos Ferro

Santiago siempre fue el padre que Carolina sonó para sus hijos. Lo admira como marido, como persona, como jefe y como compañero, pero las responsabilidades y el exceso de trabajo comienzan a apagarlo cada vez más como amante.

Santiago es machista y no permite que Carolina trabaje, pues la prefiere en casa cuidando a sus hijos. Cuando conoce a los Becker su mundo cambia, no solo económicamente, sino también porque debe enfrentar que Carolina haga una sociedad en el negocio de servicios de banquetes. 

Descubrir la traición de su esposa lo hará reaccionar sobre lo que ha sido su vida y reconocerá que su obsesión por el trabajo le ha robado momentos que se han perdido para siempre y no regresarán nunca.  

Compartir