Carolina Rivas

Carolina Rivas

Adriana Louvier

Su primera hija llegó sin ser buscada, al igual que el último. Llola llegó a sus 19 años. Carolina dejó la pasión por la gastronomía para dedicarse a su casa, su marido y su bebé. Dos años más tarde, buscando otro hijo, llegó Nicolás. 15 años después, cuando Carolina asomaba a su vida de mujer libre, independiente, de manera inesperada llegó Benjamín, su hijo menor.

Aunque ama a Santiago, también sigue a su lado porque siente un compromiso con el hombre por haberla rescatado de vivir al lado de su hermano Vicente, con quien guarda un terrible secreto que es parte de su oscuro y terrible pasado. 

Conocer a Damián es lo mejor que le sucede, pero la atracción que siente por él la lleva a vivir una aventura que, si bien la hace conocer nuevos placeres, también la mantiene al borde de la angustia por el peligro a ser descubiertos. Carolina se enamora profundamente de Damián y solo el destino podrá detenerla, aunque sea de manera fatal.

Compartir