• Síguenos en

  • Logo Produccion

    Bajo la Mira – Capítulo 25 de agosto | ‘Los Envía’

    2019-08-25 22:09:28 | Redactado por: canalrcn.com

    Los Envía, era una banda que se dedicaban al hurto dentro de buses de servicio público mediante la modalidad del cosquilleo.

    Investigadores de la Sijin lograron interceptar a alias ‘El enano’ y luego de un seguimiento directo se dieron cuenta de que el hombre compraba alrededor de 15 a 50 celular diarios. Dentro de las múltiples llamadas, hubo una que llamó su atención total.

    Así que las autoridades viajaron hasta el punto inicial de las llamadas en el sur de Bogotá. Una madrugada en una calle de la localidad de Ciudad Bolívar, los agentes descubren a una pareja que sale de su casa y toman un taxi, antes de que salga el sol, junto a otra señora, se reúnen en un paradero de bus en el que siempre se ponen cita.

    Allí se les une una adulta mayor, “esta banda se citaba alrededor de las 4 de la mañana y llegaban a la 19 con décima y estas personas empezaban a subirse a los buses en rutas diferentes”, comenta el investigador.  

    Con una dinámica particular, esperaban por un bus, ojalá el que más pasajeros apretados llevara y dos de estos delincuentes se subían por delante y dos por detrás, los cuales se ubicaban estratégicamente.

    En cada uno de los paraderos en los que descendían y se ubicaban de tal forma que no levantara sospecha de que se conocían, pues se camuflan entre todos los ciudadanos.

    La persona que subía por la puerta delantera tenía la responsabilidad de recorrer el vehículo lentamente con el fin de hacer un barrido y escanear qué víctimas tenían celulares fáciles de hurtar. Trabajan de manera tan coordina, que eran imperceptibles.

    “Hasta que no se hicieran los $400.000 para cada uno, no terminaban la faena delictiva”, cuenta el investigador.

    ‘Los Envía’ hurtaban de manera casi invisible, actuaban solo en las mañanas y en el trasporte público que recorría Bogotá de sur a norte. Caso contrario es el de la banda de ‘Los Cangrejos’ que atacaban de forma violenta a conductores en el barrio Maria Paz.

    En esta organización delincuencial manejaba sus roles, estaba el campanero, el que ingresa a los vehículos, el que porta el alma blanca y despoja a los pasajeros de sus pertenecías.

    Sobre todo, hacían sus fechorías los miércoles, días de plaza, o fines de semana donde se aglomeran los camiones que van a este sector y ocasionan trancones durante dos cuadras.