Maximiliano Velandia

Maximiliano Velandia

Santiago Alarcón

Esta frase del himno nacional nunca se le ha quedado grabada en la cabeza a Maximiliano Velandia (Santiago Alarcón) pero pareciera que refleja claramente lo que, a la larga ha pasado con él desde que decidió unirse a la policía nacional para servir a su país y demostrarle a su padre que “no era un bueno para nada” como alguna vez se lo dijo.

Maximiliano fue formado por un militar que estaba convencido de que poniéndole a su hijo nombre de emperador iba a lograr algo de grandeza. Su educación se basó en una disciplina férrea, pocas o ninguna demostración de afecto físico más allá de los necesarios… Si acaso en los cumpleaños.

 

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies