yo no creo en los hombres

Claudio trata de rescatar a Max de los secuentradores, pero las cosas se salen de control.

La mujer se sale de control cuando su hijo le dice que se va a ir a vivir con María Dolores.

El joven cae en manos de unos desconocidos y no puede ayudar a María Dolores a salir de la cárcel.

Daniel lleva a la bebé a la cárcel para que María Dolores pueda verla.

La malvada mujer tiene un plan diseñado para acabar con la vida de Maria Dolores y quitarle definitivamente a su hija.

Maximiliano tiene la esperanza de que la bebé sea hija suya y así poder quedarse con su custodia.

La joven le confiesa a Josefa que ya tiene pleno conocimiento de que Claudio fue el culpable de enviar injustamente a su madre a la cárcel.

La mujer no está dispuesta a permitir que Daniel le quite a su hijo.

La joven va a hablar con Ivana para pedirle que le dé trabajo, pues se encuentra en una situación económica bastante difícil.

Los dos hombres se encuentran en el hospital mientras van a visitar a María Dolores, quien está a punto de tener a su bebé.

La joven está muy arrepentida por haber sido amante de Claudio, pero a Alma le cuesta mucho perdonar esa traición.

Úrsula toma la decisión de llevar a su hijo a una clínica de rehabilitación debido al grave estado en el que se encuentra.

La mujer le dice que, ahora que ya todo el mundo sabe que él le era infiel con Isela, lo mejor es que terminen con su matrimonio.

El hombre envía a su abogado a llevarle un celular a María Dolores y poder hablar con ella para tratar de llegar a un acuerdo,

El hombre llega en medio de la despedida de su hermana y le dice a Úrsula que fue culpa de ella, pues no le dijo la verdad y por eso la mujer se suicidó.

La mujer estuvo a punto de perder a su bebé, pues una de las personas de la cárcel le dio una pastilla para abortar.

Páginas