Vino el amor

Miguel y León le ofrecen ayuda a Ingrid, para que la joven pueda salir de los viñedos y no se tenga que esconder más. 

La mujer se salió de casillas cuando descubrió a Gutiérrez besando a Marta en la casa de David.

Después de ver a Luciana en brazos de David, Graciela le pide a su rival que se haga a un lado, pues según ella, en el viaje familiar que tuvieron se consolidó una relación con el papá de sus sobrinos.

León habla con Brian y le pregunta si en verdad quiere a su mamá, ya que  él no quiere que le hagan daño. 

Al parecer la cosecha de uvas podría estar en mal estado, es por eso, que los empleados del viñedo se preparan para evitar la pérdida de la fruta.

El hombre se alegra por el regreso de Luciana a los viñedos, ya que la mujer pudo solucionar su problema de la visa y se puede quedar en Estados Unidos trabajando a su lado. 

A la oficina de Juan llegan unos detectives, que van a interrogar a los trabajadores de la viña, razón por la cual el hombre se preocupa, puesto que pueden descubrir los planes que él tiene para sabotear la producción de vino. 

En medio de una velada muy romántica, Miguel le hace prometer a Luciana que pronto volverán a estar juntos.

Fernanda se alegra porque Tano ya salió de la cárcel y le dice al hombre que de ahora en adelante recibirá todos los consejos que él le da. 

Ramón va a la cárcel a ver a su hijo, debido a que el joven tuvo un nuevo problema con Mark y esto no facilita el proceso judicial que lleva. 

Mark va a visitar a Tano a la cárcel para proponerle que olvide a Susan  y, en compensación, retirar todos los cargos que tiene en su contra, pero el joven se niega.

Brian llama a Marta y le dice que va a hacer todo lo posible por ayudar a Tano. 

Antes de entrar a la oficina de Juan, Sonia escucha la conversación entre él y Graciela.

Luciana, entristecida, habla con su madre sobre David y cómo intentar recuperarlo, pues el amor se acabó entre la pareja. 

Ramón, muy preocupado, habla con Susan y le explica cuánto tienen que pagar para evitar que se lleven a Tano  preso. 

Martha le dice al oficial que ya es tiempo de conocer a su hija, pero el hombre le contesta que no está preparado y le pide más tiempo.

Páginas