Susan habla con Mark e intenta solucionar sus problemas

Susan cita a Mark para poder hablar y así solucionar el problema que tienen, pero el hombre no está dispuesto a dejarla en paz, puesto que él no renuncia al amor que siente por ella y pide una segunda oportunidad. 

Finalmente, los empleados del viñedo se encuentran muy preocupados, debido a que Tano tiene un problema y lo van a meter preso.