Marta no podrá ocultar más su pasado

Marta tiene una fuerte discusión con Lilian por defender el amor de su hija Luciana con David, pero la mujer sin medir palabras, termina confesando que fue la amante de Fernando y que siempre quiso vengarse por todo el daño que le hicieron a su familia.