David enfrenta a Juan para que no siga ocasionando daños en su viñedo

Marta se reconcilia con sus hijos, quienes la perdonaron, pues ella no ha sido mala madre y siempre los ha cuidado. 

Más adelante, David se entera de que el responsable de la sequía en el viñedo es Juan y decide enfrentarlo para que pague por todos los daños que está ocasionando.