David despacha a Lilian y a Graciela de su casa

Tano habla con Fernanda y le pregunta por qué quiso quitarse la vida, pero la joven le dice que no tuvo la intención de hacerlo, pues alguien le dio una sobredosis de calmantes. ¿Podrán averiguar quién lo hizo? 

Más adelante, David habla con Lilian y Graciela y les pide que se vayan de la casa, ya que su hija Fernanda necesita estar con su familia para que todos los problemas se solucionen.