LAURA OJEDA

6507
Interpretado por: 
.

Con 24 años, está en décimo semestre de Derecho, carrera que piensa terminar para dedicarse a su pasión: actuar y presentar.

“Hace cuatro años me di cuenta que eso era lo que me gustaba, sin embargo, no me arrepiento de mi carrera, la tomo como un complemento de vida”, afirma.

Fue su padre quien la ayudó a incursionar en los medios, pues desde los 13 años de edad la acompañaba a sus clases de modelaje y “cuando hablaba con sus compañeros les decía con orgullo que su hija iba a salir aquí y allá, se emocionaba impresionante”.

El padre de Laura falleció hace siete años, luego de lo cual su madre, a quien considera su mejor amiga, se dedicó sola a sacar adelante a sus hijos.

“Antes de que muriera, yo era muy consentida, caprichosa, lloraba por todo. Siento que después de que murió, las lágrimas son como si se me hubieran secado porque para yo llorar es difícil. Si le pudiera pedir un regalo a mi hada madrina sería volver a verlo”, confiesa.

Laura cree en la amistad, pero es de pocos amigos. “Mis amigos me han demostrado lealtad. Soy de mucha prueba, cascarita para ver si realmente son lo que dicen. Me enfurece que me digan mentiras, no soporto a la gente hipócrita y fantasiosa”, manifiesta.

Esta barranquillera es de carácter fuerte y aunque no le importa el qué dirán, cuida su imagen lo más que puede. “Soy poco peleona, pero cuando cojo rabia se me puede salir el ´Chucky´”, comenta entre risas.

Su mayor defecto es ser acelerada y por eso le estresa la gente lenta; su mayor virtud es su pensamiento positivo.

Siempre quiere despistar sobre su personalidad, por eso dice ser muy cambiante: “En redes tengo fotos en las que me veo muy seria y otras en las que aparezco sacando la lengua. No me gusta que sepan todo de mí. Soy camaleónica, quiero que la gente siempre tenga la duda de cómo es Laura”.

Vive con su madre, su hermano, su prima y su mascota. “Soy feliz con mi familia, solo que donde vivo ya no me está gustando porque para guardar el carro tengo que cruzar la calle y es muy peligroso. Si pudiera cambiaría de vivienda a mi mamá”, relata.

Se describe como una mujer bonita y armoniosa, por lo cual se considera feliz. “Me siento perfecta así. Casi siempre me dicen que lo más hermoso son mis ojos. Tengo unos ojos divinos. Interiormente soy sencilla, me gusta luchar por lo que quiero”, agrega.

Laura está soltera, pues “no ha llegado el hombre que llene mis expectativas, que sea maduro, inteligente y con buen sentido del humor”.

La pareja más importante de su vida es su ex, 20 años mayor que ella y de quien dice aprendió mucho. “Mi mayor acto de amor fue por él: terminamos porque cada uno tenía que seguir su camino”, recuerda.

Confiesa que solo una vez tuvo sexo en la primera cita y que ha sido infiel. “Cuando alguien me hace una embarrada, depende de la persona que sea, me enfrento o simplemente me alejo y me voy”, asegura.

Laura se considera talentosa y, como siempre consigue lo que quiere, espera llegar muy lejos en Protagonistas.

Concursante