Moisés Angulo es Simón Cruz

Es un negro adusto, forjado por su trabajo incansable como carbonero de los trenes de Cuba. Cuadriculado a su antojo, con la terquedad a flor de piel. Vive una doble vida que justifica por ser hombre y la cabeza de su familia. No es detallista, ni cariñoso. Es un hombre, un macho, el que lleva las riendas y dirige.

No acepta consejos ni recomendaciones. En su casa pretende pasar por justo, generoso, serio y sabio, pero fuera de ella, es un hombre divertido, bailador y sibarita de la vida.

Su gran temor es que algo o alguien se salga de sus manos, de su control. Por eso usa su autoridad y su figura de padre para dar un ejemplo que él mismo no pone en práctica. Y es que Simón conoce el bajo mundo y lo disfruta y teme que el gran talento que tiene Celia termine por llevarla al infierno de la perdición.